Si una persona tarda una hora en realizar una tarea, ¿Cuánto tardarian dos? La respuesta matemática seria: “30 min”.

Pero cuando se trabaja en equipo, los esfuerzos de los miembros se potencian, disminuyendo el tiempo de acción y aumentando eficiencia de los resultados.

Esta forma de trabajar, en la que todos los participantes son responsables de las metas, es la más asertiva para cualquier tipo de organización. Esto no sólo por que es más fácil cumplir con los  objetivos; sino tambien porque es la mejor manera de retener talento y fomentar un clima laboral envidiable.

No importa el giro ni el tamaño de tu empresa, puedes implementar esta estrategia exitosamente. A continuación te compartimos algunas claves para crear equipos que funcionen como una orquesta:

1. Construye confianza: La confianza es el elemento principal del trabajo en equipo. Impulsa un ambiente donde todos los participantes conozcan las habilidades de los demás, entiendan sus roles y sepan como ayudarse mutuamente.

2. Establece objetivos comunes: Para que tus empleados trabajen en equipo deben perseguir las mismas metas. Por ello, es importante que comuniques la misión de la empresa de manera uniforme y que definas como cada miembro y departartamento debe contribuir para cumplirla.

3. Crea un sentido de pertenencia: Los seres humanos necesitamos sentirnos parte de algo; por eso, el factor más poderoso de la creación de equipos es el desarrollo de una identidad común. Define que identifica a tus equipos, fija valores y haz que cada miembro esté consciente de su impacto en el equipo.

4. Involucra a tu gente en las decisiones: Nada afecta más a un trabajo en equipo que las decisiones sean tomadas por un líder autócrata. Para evitarlo, impulsa la lluvia de ideas, abre tu mente y motiva a cada miembro a compartir su opinión.

5.Motiva la responsabilidad y el compromiso mutuo: Cuando una persona es parte del equipo, sabe que los logros o fracasos son responsabilidad de todos y cada uno de los miembros.

6. Impulsa la comunicación: La única manera de que todos los miembros trabajen como una orquesta es que existan los canales de comunicación adecuados. Los verdaderos equipos se escuchan y retroalimentan. Están dispuestos a cambiar de opinión y a crear estrategias en conjunto.

7. Celebra los éxitos grupales: Aunque es importante tambien reconocer el trabajo individual, es clave que las recompensas se den por resultados en equipo. Procura resaltar el papel de cada uno, pero celebra el logro grupal.

8. Sé un líder: Todo equipo de trabajo necesita un líder que guíe y reúna los esfuerzos individuales. Sé parte del Equipo.